VAS POR BUEN CAMINO

¡Felicitaciones! Vas por buen camino. Continúa así. Aquí te dejamos un video corto de un experto para que puedas aprender qué más cosas hacer para mantener el planeta verde.

ALGUNOS CONSEJOS PARA MEJORAR

1. ¿Investigas el origen de los productos que usas?

Te recomendamos que antes de comprar cualquier producto revises en el empaque si tiene cualquiera de estos tres símbolos. 

No obstante, no todas las marcas muestran evidentemente el logo, por lo que es mejor hacer una búsqueda rápida en internet y verificar.

3. ¿Llevas contigo recipientes reutilizables?

Utilizar recipientes de más de un uso puede ayudarte a bajar la compra de plásticos que solo sirven una vez. Muchos lugares te dan la opción de comprar sus vasos reutilizables para obtener un descuento.

2. ¿Compras plásticos de un solo uso?

Te recomendamos evitar comprar plásticos de un solo uso a toda costa. Estos son las bolsas, los pitillos, los contenedores de icopor. Muchas veces basta con decir no gracias cuando te los ofrecen y buscar alternativas como bolsas reusables o pitillos de metal o hasta cambiar la esponja por estropajo, que es completamente biodegradable.

4. ¿Separas tus residuos?

Separar tu basura es esencial para ayudar al medio ambiente. Una buena forma de lograrlo es marcar tus canecas con colores o hasta escribirles letreros, para que a la hora de botar la basura te acuerdes qué residuo va en cual caneca.

5. ¿Desconectas los cargadores cuando no los usas?

Aunque no lo creas, los cargadores al estar conectados siguen consumiendo electricidad. Por esta razón es mejor desenchufarlos. Así evades accidentes y cuidas la vida de tu cargador, ya que al estar conectado todo el día es probable que deje de funcionar más rápido.

7. ¿Usas papel de regalo para envolver tus regalos?

A cualquiera le gusta envolver sus regalos para que el ser querido que los reciba pueda sorprenderse. Sin embargo, es un gasto de plata y es un material que solo se puede usar una vez. Por lo que te recomendamos entregar tu regalo en una bolsa o envolverlo en papel periódico o reciclado y así tu ser querido aún podrá sorprenderse mientras cuidas el planeta.

6. ¿Dejas las luces prendidas en tu casa?

Esto nos pasa a todos, entramos a un cuarto, encontramos lo que buscamos, salimos y sin darnos cuenta dejamos la luz prendida. Acuérdate que antes de salir debes apagar la luz, siempre vale la pena devolverse para confirmarlo.

8. ¿Decoras tus fiestas con globos?

¿Te has preguntado qué le pasa a tus globos cuando ya están arrugados y desinflados? Van directo a la caneca y después pueden asfixiar a cualquier animal que los confunda con comida. Puedes reemplazar los globos con ringletes o con banderas, ambos están hechos de papel que es un material que se puede reciclar fácilmente y son igual de divertidos.

9. ¿Tienes plantas en tu casa?

Tener plantas en la casa es una gran idea para comprender cómo funciona el medio ambiente. Además, ayudan a filtrar gases nocivos y convertirlos en nutrientes. Eso sin decir que son grandes compañeras que reducen el polvo que está volando por tu casa.

10. ¿Has pensado hacer una huerta con tus compañeros?

Los más chévere de la ecología es que es algo que podemos hacer en equipo. Hacer una huerta con tus compañeros de colegio o vecinos, no solamente es una buena idea para ahorrar sino que es una gran manera de conectarte con la naturaleza y ver cómo poco a poco nos alimenta. Al mismo tiempo, al plantar vegetación con flores, puedes ayudar a nuestras amigas las abejas a hacer más miel.