VERSOS, HIP HOP Y POESÍA

Aquí no nos enredamos con cuentos y de una decimos las cosas como son: del Hip Hop o rap a la poesía hay mucho trecho, pero sí hay una cosa en la que se encuentran: la métrica.

Métrica es el arte que encuentra en las palabras la música que tienen y cómo estas suenan juntas en versos.

Es probable que en este momento no te des cuenta que cada palabra tiene un acento, es decir un golpe, pero con estos ejemplos los podrás ver con tranquilidad.

La métrica separa a las palabras en tres categorías: esdrújulas, graves y agudas.

Las esdrújulas son las palabras que llevan el acento o el golpe en la antepenúltima sílaba, es decir la sílaba anterior a la penúltima. Para dejárselas fácil aquí hay unos ejemplos en los que el acento está marcado por la tilde:

Las graves llevan el golpe en la penúltima sílaba, es decir una sílaba después de la esdrújula. Otra vez aquí le damos ejemplos con tildes para que puedan ver, literalmente, en dónde está el golpe. 

Las agudas llevan el golpe en la última sílaba. Aquí les dejamos más ejemplos con sus tildes. Estas pueden ser las más fáciles, ya que en español muchas terminan en ción.

Saberse estas categorías ahora parece muy difícil, pero que pasa si le metemos el tema de la música, del ritmo. Hagámosle con uno fácil, el del We Will Rock You, canción de Queen. Este ritmo seguro se lo saben: son dos golpes contra los muslos y un aplauso, algo así como:

¿Se dan cuenta a qué categoría
de palabra se parece?

Esta canción de Queen empata perfecto
con las agudas.

Bueno, bueno, el siguiente paso es unir varias palabras y así crear un verso con ritmo. Por supuesto, esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo. ¿Pero saben quién era un crack haciéndolo? El Mr, el mismísimo, William Shakespeare, de hecho la mayoría de Romeo y Julieta está escrita con un ritmo en mente, que es:

Es verdad que el man escribía en inglés, entonces como que nos queda un poco difícil entender, pero la música solo se tiene que sentir. Aquí les ponemos un verso original de Romeo y Julieta, para que sientan el ritmo:

A este verso, que tiene un ritmo, se la llama pentámetro yámbico, al que también se le conoce como verso blanco inglés. Es un tipo de verso de cinco pies de yambo, cada uno de los cuales suele estar compuesto de dos sílabas, una no acentuada y otra acentuada, y una sílaba opcional no acentuada al final. ¡Esto es exactamente una métrica!

Todo bien, todo bien, que la vaina es complicada y más si la dejamos en inglés, regresemos más bien al español. Antes, echémonos un pequeño resumen: primero, cada palabra tiene un acento o un golpe. Segundo, dependiendo de en dónde esté ese golpe, se pone a la palabra en una diferente categoría. Tercero, una vez unimos las palabras en versos, empieza a haber un ritmo. ¿Listo?

Amor, en fin, que todo diga y cante

Entonces aquí tienen un verso en español, del poemario Prosas Profanas (1896), del poema Divagación, del modernísimo Ruben Darío, que sigue las reglas del verso pentámetro yámbico:

Vamos por partes. Dividamos en sílabas cada palabra que tenga más de una sílaba. Estas no son tan fáciles como las anteriores porque no llevan la tilde, pero aún tienen su golpe:

¡Bien! Sabiendo en dónde tiene cada palabra su golpe ya podemos pasar a unirlas y sentir la música de esta métrica que tanto le gustaba a William.

Ahora agarremos uno de los versos de la obra que acabas de ver, Julieta y Romeo y entre ustedes sáquenle el ritmo. Les dejamos el verso dividido en sílabas y una pista, no es pentámetro yámbico, ya que el español funciona diferente al inglés y por lo tanto sus acentos tienden a estar en otras partes.